0

Reciclar electrónica

Varias veces he tratado el tema del reciclado de basura electrónica, siempre mostrando resultados de lo que se puede hacer pero (creo) nunca mostrando cómo hacer o cómo desarmar un aparato electrónico.

Lo primero que vamos a necesitar es la materia prima, es decir, aquellos aparatos que por algún motivo terminaron en la basura o el abandono: porque no funcionan o simplemente perdieron utilidad debido a cambios de tecnología, costumbres en el consumo u obsolescencia programada.

Debemos tener en cuenta que nos centraremos en la recuperación de materiales eléctricos y componentes electrónicos con lo cual el problema de la basura solo está resuelto en cierta parte. Los desechos que se generan a la hora de desarmar un equipo electrónico deben ser reciclados o desechados de forma segura.

¿Qué herramientas necesito?

Para abrir un equipo y recuperar materiales necesitamos de las herramientas adecuadas. Podemos estar hablando días enteros sobre herramientas, pero vamos a trabajar con un pequeño kit inicial:

  • Destornilladores
  • Llave de tuercas
  • Pinzas varias (de sujeción, de corte)
  • Soldador de estaño
  • Desoldador o extractor de estaño (chupa-estaño)
  • Punzón
  • Espátula metálica
Kit inicial para trabajar en electrónica

Para acceder al interior de los aparatos vamos a tener que sacar tornillos y tuercas, y encima existen gran variedad en el mercado. Por esto es indispensable contar con varios tipos de destornilladores (en algunos países los llaman desarmadores) y usar siempre el adecuado de acuerdo al que nos toque enfrentar:

  • Phillips (estrella o cruz)
  • Ranura (plano)
  • Hexagonal
  • Torx

La lista continua, y aparte de la variedad de cabezas que existen, también encontraremos tornillos «agarrados» por óxido o pegamento, cabezas rotas o gastadas y un sinfín de escollos que se interpondrán entre nuestros componentes y las tapas de los aparatos.

Un pequeño mundo de tipos de tornillos

Es común también encontrar aparatos que utilizan pestañas de plástico o trabas para anclar las distintas piezas, por ejemplo en las impresoras. Vamos a necesitar espátulas o destornilladores planos que nos permitan destrabar esos mecanismos. Recuerden que no es una opción utilizar un martillo para romper el gabinete ya que podemos dañar nuestra materia prima.

A veces es más maña que fuerza y no hay que desesperar o podemos meternos en un gran problema.

Manos a la obra

En el vídeo verán el desguace de una disquetera Samsung SFD-321B que no funcionaba y actualmente cómo medio de almacenamiento perdió todo sentido. O eso parece.

¿Cómo seguimos?

Una vez que logramos abrir y desarmar nuestro aparato tenemos que organizar y clasificar las piezas. Una opción es dejar las placas de circuito impreso completas e ir canibalizandolas a demanda, es decir, a medida que necesitemos algún componente desoldarlo de la placa. Podemos etiquetar cada placa con algún código y llevar un registro indicando a qué aparato pertenecía y los componentes principales que tiene encima, para luego almacenarlas en alguna caja de cartón o contenedor plástico.

Por ejemplo la placa de la disquetera desguazada tiene serigrafiado el código SFD-321B que corresponde al modelo y nos permite catalogarla y relacionarla con el producto, incluso podemos descargar información técnica proveniente del fabricante.

Posee dos circuitos integrados, SF12021A y KA2822D, de los cuales podemos tratar de rastrear sus hojas de datos en Internet mediante una búsqueda del tipo «matricula + datasheet». Además está placa nos proveerá de: tornillos, resortes, motores, sensores de distintos tipos, LED, conectores y algunos componentes discretos. El resto se puede desechar como materiales reciclables en algún centro especializado.

Disquetera Samsung destripada.

Otra opción es desoldar todos los componentes, mediante diferentes técnicas (soldador/chupa-estaño, pistola de aire caliente, etc.), e ir guardando todo en gaveteros, frascos y frasquitos. También hay que clasificar los componentes por tipo y función en algún registro para poder encontrar fácilmente en un futuro las piezas que necesitemos.

Organizadores plásticos para mantener ordenados y a salvo los componentes

Hasta acá una pequeña introducción al mundo del reciclado electrónico. Más abajo, en «Enlaces de interés», encontrarán otros artículos sobre proyectos de ejemplos donde utilice componentes reciclados.

Enlaces de interés

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.